Esta página web utiliza cookies de terceros para mejorar la experiencia de usuario. 

El camino

El arte es un canal para transmitir el sentir íntimo de mi percepción de lo que existe” (Pierre Clémençon). Un camino para emocionarse, sentir, sorprenderse y palpitar con la esencialidad artística de su creador.

El camino

Un paso más en el camino hacia la sostenibilidad es la transformación artística del Binchotan usado en piezas de gran singularidad y belleza natural de móviles, joyería y esculturas. La marca artística Pierre Clémençon parte de esta materia abrazada con otros elementos naturales para crear sueños con las manos.

El camino

Pierre, su creador, juega con la sorpresa de esta materia para expresar y emocionar desde diferentes lenguajes artísticos. Un proceso creativo desde la introspección, el silencio, la profundización intuitiva... descubrir sensorialmente la materia estableciendo un diálogo para crear formas, equilibrios y lenguajes artísticos. Una narrativa con un acento minimalista de sobriedad contemporánea.

  • Joyería con encanto

    Pierre acaricia, escucha activamente y vivencia las formas mientras esculpe y talla el Binchotan. Una de sus líneas de collares llamada Siurana capta la esencia del proceso creativo de su joyería ya que se siente como un escalador fusionado con la pared por la que asciende. Siente ese juego simbiótico entre el ser humano y la naturaleza mientras observa y respira cada una de sus formas respetándolas y alterándolas mínimamente para sentirse lo más cerca posible de su esencia. La mira, la descubre, la siente y la crea permitiéndole desde la libertad que palpite ese alma. Collares únicos como la mágica esencia de la naturaleza. Nuestras cosas nos definen y explican algo de quiénes somos y cuál es el lugar que deseamos ocupar en el mundo. Sus joyas invitan a abrazar y ocupar el mundo desde la esencialidad. Pura expresión de conectar lo interior con el entorno.

  • Los móviles… La danza vital

    Los móviles son un juego en equilibrio de alambre de acero con el Binchotan y/ u otras piedras. Cuando Pierre acompaña a la materia en ese juego de funambulismo con el Binchotan en el proceso de tallado vive un mundo de sorpresas por descubrir. El Binchotan en ese camino creativo muestra tras su dureza la mágica fragilidad de sus formas. Un proceso creativo colmado de escucha…Todos los materiales se abrazan para dibujar formas en equilibrio, expresión de una narrativa emocional. En este proceso creativo Pierre dibuja la forma con la que expresar las relaciones humanas, sistemas en equilibrio. Posteriormente, deja paso a la voz de la materia que marca técnicamente sus pesos y sus equilibrios. Desde la intuición, crea acariciando la forma que ha soñado. Cada uno de los materiales de los móviles juegan un papel único en este sistema artístico. Un microcosmos de nuestro sistema vital expresado desde la sutileza del movimiento y la materia.

  • Las esculturas... Una instantánea de la esencialidad

    La escultura es el lenguaje artístico que más representa a Pierre porque es el que posee un proceso creativo más íntimo y personal. En su biografía creadora la escultura son sus raíces artísticas. Sus esculturas son como una instantánea fotográfica que capta la esencia de la naturaleza humana. Pierre toma como guía en este camino artístico la vibración de la forma del Binchotan que se le presenta en sus manos para soñarla y narrarla. La vivencia para que cobre fuerza y tome la palabra el espíritu de lo humano. Es un proceso creativo colmado de sensorialidad donde el sentido del tacto prima sobre el sentido de la vista. Para Pierre las esculturas después de ser creadas no sólo nos invitan a mirarlas sino a acariciarlas y sentirlas. Él mira con el corazón y acompaña con sus manos…abre la puerta a los silencios… se asoma… la VIDA.